¡La original receta de los riquísimos bollos de patatas fritos con azúcar!
Basta con probarlos una sola vez, para que te acuerdes toda tu vida de lo buenos que están. Y es que, los bollos de patatas extremeños son un delicioso dulce de Plasencia, que puedes preparar fácilmente en casa y que agrada tanto a niños como a mayores.

Si nunca has tenido la oportunidad de probarlos, te invitamos a seguir los pasos de esta receta para descubrir un dulce que no pasará desapercibido. Y si ya los conoces, ¿por qué no preparar bollos de patatas en casa?

A continuación, te mostramos cuál es la receta secreta de los bollos de patatas de Plasencia. ¡Riquísimos! 😋

¿Cómo Hacer Bollos de Patatas?

Ingredientes para hacer bollos de patatas

Para hacer bollos de patatas en casa, necesitaremos disponer de los siguientes ingredientes:

  • 350 gramos de harina
  • 300 gramos de patatas (3 ó 4 patatas medianas aprox).
  • 1 huevo
  • 100 gramos de leche tibia
  • 50 gramos de azúcar
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Azúcar para bañarlas
  • Aceite de girasol.

Como puedes ver, para preparar bollos de patatas en casa no necesitas recurrir a extraños ingredientes, todos ellos son ingredientes que puedes encontrar en tu propia casa. Si lo deseas, puedes sustituir el aceite de girasol por aceite de oliva donde freír los bollos de patatas.

Elaboración de los bollos de patatas fritos

Una vez que tengamos todos los ingredientes para hacer los bollos fritos de patatas, pasaremos a su elaboración. Como podrás ver, se trata de una receta muy sencilla para hacer en casa y que triunfará entre los tuyos.

  1. Preparamos la patatas.

    Lo primero que tenemos que hacer para preparar los bollos de patatas fritos es poner a cocer la patatas en agua hirviendo. Para saber si las patatas ya están cocidas, en su punto, basta con pincharlas en el centro con un tenedor y comprobar si ya no ofrecen resistencia. En ese momento, sacaremos las patatas del agua, las dejaremos enfriar y las pelaremos.

  2. Trituramos las patatas.

    Una vez peladas y frías, procederemos a triturar las patatas cocidas. Puedes hacerlo con ayuda de un tenedor o con un triturador de patatas.

  3. Mezclamos con el huevo.

    Antes de echar el huevo sobre la masa de las patatas, lo batiremos y agregaremos el azúcar (50 gramos únicamente). Una vez que quede bien mezclado, lo agregamos a la masa de las patatas.
    Remueve bien, para que todos los ingredientes queden bien integrados.

  4. Completamos la masa con el resto de ingredientes secos.

    Procedemos a agregar la leche tibia o del tiempo a la masa resultante y tamizamos la harina para integrarla del mismo modo, junto al bicarbonato y la sal.
    Mezcla bien todos los ingredientes. La cantidad de harina puede variar en función a cómo quede la masa de espesa. Lo ideal es que quede una masa amasable con las manos.

  5. Amasamos la masa de los bollos de patatas.

    Amasamos la masa de los bollos de patatas con nuestras propias manos, sobre la mesa o encimera de la cocina, donde habremos espolvoreado un poco de harina previamente para evitar que se pegue a la superficie.
    Cuando estén todos los ingredientes bien integrados, mostrando una masa única, los dejaremos reposar sobre un bol unos 15 minutos.

  6. Trabajamos con la masa de los bollos fritos de patatas.

    Tras el tiempo de reposo, procederemos a trabajar la masa de los bollos de patatas. Cogeremos trozos medianos, del tamaño de un huevo e iremos haciendo bolas con ellos.
    Aplastamos cada una de las bolas y las reservamos a un lado, hasta finalizar el trabajo con toda la masa. Para que te puedas hacer una idea, una vez aplastadas quedarán con forma de filete de pollo.

  7. Freímos los bollos de patatas.

    Ponemos una sartén al fuego con aceite de girasol, o si lo prefieres con aceite de oliva, con cantidad suficiente para que cubra por completo cada bollito de patata. Lo ideal será hacerlo en una sartén honda, para asegurar que el aceite los cubre por completo.
    La intensidad del fuego será medio-alto, y cuando el aceite esté caliente, echaremos los bollos de patatas, de uno en uno o de dos en dos, según el tamaño de la sartén, para que se mantengan separados entre ellos.
    Cuando los bollos de patatas adquieran un color doradito, los sacaremos de la sartén y los colocaremos sobre papel de cocina o papel absorbente especial para retirar el exceso de grasa.

  8. Espolvoreamos azúcar sobre los bollos de patata fritos.

    El último paso será el de espolvorear azúcar sobre los bollos de patatas fritos. Lo haremos por ambas caras.
    ¡Nuestros bollos de patatas están listos para servir!

Como has podido ver, la elaboración de los bollos de patatas es muy sencilla y una vez que los lleves a la mesa, verás cómo triunfan entre los tuyos. ¡No quedará ni uno! 😉

Para hacer los famosos bollos de patatas placentinos, no olvides contar con los ingredientes necesarios. ¿Te falta alguno de ellos?

Sin Stock

Y por supuesto, no olvides contar con una sartén antiadherente donde freír los bollos de patata sin miedo a que se peguen:

Sin Stock

Si te ha gustado la receta de los bollos de patata fritos, no pierdas la oportunidad de hacer en casa el dulce típico de Portugal: la serradura portuguesa.

Parte del contenido de esta página procede de Amazon. Los precios y disponibilidad de sus productos cambian constantemente y se actualizan cada 24 horas. Se aplicará a la compra del producto el precio y la disponibilidad que aparezca en Amazon en el momento de la compra.